Introducción a la guía de la no-existencia

La mayoria de las cosas que me arrebatan, me apasionan y me estremecen no tienen existencia en el decurso y el discurso de la masa. El detalle que nadie toma en cuenta, por pequeño o por leve. Esa frase que se genera al pasar y que acompaña tarabusteando en el cerebro el resto del día. Pero no existe en la generalidad. No aparece en los periódicos, en los noticiarios, en las grandes políticas. En las convenciones de gente decente.

Mis mejores lugares para comer, departir y divertirse no saldrían en ningún reportaje turístico ni gastronómico.

Los espacios frecuentados se consideraran cariñosamente “no lugares”. Hay coordenadas que harían suponer que muchos de esos lugares existen de manera absoluta, concreta, tangible. Los podemos ubicar en intersecciones de puntos, a veces en una esquinda de calles con nombres de sujetos históricos. Enclavados en un barrio de renombre, o en una barriada de casas y calles polvorientas.  Pero al pararse ahí nos damos cuenta que los sujetos no los ven. Algunos, totalmente incatalogables. Otros, robados a otros sujetos que los han hecho parte de su vida y que yo como viajera ingreso por un momento a ese mundo.

Por tanto, hay que desarrollar la no-topología o atopología (se aceptan sugerencias de nombres) disciplina que con rigurosidad patafísica o con ardor Provo debiese dedicarse a registrar el no lugar para que su efímera concreción quede fija en un montón de palabras y a veces sí, a veces no, una imagen. Ojalá pudiera existir un olor-cast ya que hay tanto gadget para blog que le da imagen, sonido y efecto especial.

Comenzaremos este trabajo atopológico, intopográfico, anatopolífico y daremos a ustedes los avances y reportes. Luego intentaremos hablar de las no-gentes que me rodean. Las “malas compañías” que son las mejores. Los no personajes, las leyendas urbanas que se escriben en las paredes de los baños.

Me ha bajado una necesidad de registrar estas cosas que me pasan y que parecieran de un paréntesis de guión de dudosa dramaturbia.

salud por la nueva empresa.

Anuncios

3 Respuestas a “Introducción a la guía de la no-existencia

  1. Vaya que me llama la atención, comparto algunas ideas de esta buena introducción a la “no-existencia”. Que tal “Notopología” bueno es solo sugerencia. Los no-diálogos que nos hacen ir desapareciendo poco a poco. Se me antoja una critica desde la no-existencia a los que presumen existir, los que tratan de dictar lo que si es y lo que no es.
    Saludos!

  2. ME APUNTO YA MISMITO a a la exitencia-otra en una realidad-otra en una topología-otra (Creo que es la mejor nomenclatura, mal que mal tuve al pastel de Vidal y pa wueas raras ya mucho pa mi caráter!!!!)
    Además mi “casita club” y yo mismito soy parte del la “custión” asi que me emosioné!
    ESCRIBAMOS
    CREEMOS
    A POR LA NOVELA-OBRA- POEMA
    A POR EL NOBEL
    O por el dinero del nobel, mejor
    TE AMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s