Calor, calor, calor… puaj

Esto es una versión lenta de algún tipo de recodo infernal.

Hace calor todo el día, toda la noche todo el tiempo.

El sudor me pega a la ropa y me autopercibo entre el mutante clásico de babas de archivos secretos X y un caracol en medio de salino ambiente. Y yo no quería hablar del calor. Quería hablar de fin de año, de los balances, de los espacios, de los eternos propósitos. Ser chica contingente hablar de la muerte de Hussein, los nuevos estrenos de cine, la crisis del PPD, el plan preescolar en Chile, los desdichos y poco dicientes ideas de la gente de la clase política de mi país… pero no puedo pensar en otra cosa que hace calor, que me seco, que me siento como alga en proceso de deshidratación a orilla rocosa. Dormir por sueño, dormir por atontamiento calorífero (que es diferente a la tontera base que una pueda tener en la cosa cotidiana) que añoro el invierno…

Menos por los damascos. Que son tan deliciosos.

(con balances y línea editorial finañista… vuelvo cuando haga menos… calor.)

Anuncios

Una respuesta a “Calor, calor, calor… puaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s