El ciclo…

(A partir de la pregunta de la genial Ixchel en el post anterior… )

 Esto del espiral a veces marea, y creo que los ciclos muchas veces presentas más discontinuidades que espacios lineales.

Mi primer ciclo creo que lo terminé con el fin de colegio. Aprendí que hay un mundo afuera y uno dentro los cuales suelen tener canales y vasos comunicantes misteriosos, etílicos y a veces psiconaúticos.

Un segundo ciclo fue pregrado… Ahí fue aprender a asumir ambos mundos y aprender de a poco el surfear en estos vasos comunicantes. También fue un período de fuerte apostar y perder inocencia. Con graduación incluida.

Luego de pregrado creo que ha venido un  período extraño. Ser grande y crecer en términos independientes que ha sido un tantito desastroso… aprender que por otro lado, saber y saber hacer no basta, que el mundo adulto del trabjo tiene reglas y tablero. Asumir que soy lo que soy también ha sido cueca. Asumir que hablo y me miran. Que la palabra y el mostrar mundos es parte del camino… Que si se quiso ser sabia, en vez de ser otras cosas se paga el costo y se disfrutan los resultados…

¿Y el salto que viene? creo que el cuento es crecer sin envejecer. Volver a ciertas cosas primordiales como la tierra y el jardín a pesar de que con lo teórico es tan cómoda la vida. Viajar porque no creo haberlo hecho… y a la vez formar hogar en la concreta con tejido y bordado de ajuar si es necesario. Con pintura y taladro. Saber que puedo “tirar las plantas a la tierra” como leí de teclado de la Malusa de Infojardín. Eso,  quiere decir que se confía en el mundo entorno, que puedo estar segura que no volveré a ser devorada por la entropía, que puedo planificar hasta primavera, no por vivir en futuro, sino porque se confía en él.

No dejar de jugar ni de dominar las encrucijadas. No dejar a Perséfone ni a Hécate… pero no olvidar que Démeter está ahi.

Anuncios

2 Respuestas a “El ciclo…

  1. La vida da vueltas, vueltas, vueltas como el agua, se retuerce, regresa sobre si mismas, nunca en la misma circunstancias pero en cada final comienza. Dicen que no se puede dar dos pasos en la misma porción de agua, pero la vida regresa. Para mi se cerro un ciclo muy importante y estoy regresando a mis inicios, al principio de este fluir, de está agua, uno fluye como el agua a la largo de toda la vida y como el río tú te vas golpeando contra piedras, te vas purificando para llegar al final al mar, ese mismo mar donde saliste, sigues siendo agua, si pero ya no eres agua salada como lo comento en alguna ocasión Fernanda Tapia, y curiosamente al ir avanzando ir golpeando esas piedras que tu misma te limpiaste, y tú también les hiciste un favor las puliste; por eso hay que tener cuidado porque a veces los que consideraos a nuestros enemigos, realmente son nuestros maestros y viceversa.

  2. Mmmm… Esto de las vueltas y laberintos se hace muy complicado… Hay que ir buscando miles de combinaciones para encontrar un camino que sea casi el ideal…

    Saludos

    PS: No puede venir antes porque tengo el pc malo. 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s