shhh

Asisto a la muerte de poetas  que no fallecen.

Se han callado.

Dicen que son felices.

Y ya no pueden escribir sin el dolor.

(bendita sea la fibromialgia entonces)

Anuncios

2 Respuestas a “shhh

  1. Ya sé que, a lo largo de la historia, la experiencia indica que el dolor es una musa más prolífica que la alegría, pero ¿por qué no intentar cantarle también al gozo o a la gratitud? Esta pregunta me la espeto a mí misma.

    Escribo, fotografío y pinto mucho menos cuando soy feliz, pero esta especie de veleidad con el quehacer del alma, no provendrá de cierto apego al pesar? ¿Será que el dolor cuando se estaciona en nuestras vida más tiempo del debido termina por “domesticarnos” hasta el punto de constituirse en el pilar más significativo de nuestra expresión?

    Quisiera que no. A lo mejor es cuestión de tener un lapso suficientemente largo de paz. Para re-domesticarnos. Y crear también desde el bienestar.

    Yo lamento lo de los poetas que respiran con el canto muerto. Es decir, lamento la pérdida de esos cantos, pero me alegro con la felicidad de otros. El consuelo es que siempre habrá poesía, como decía Becquer.

    Saludos,

  2. el dolor nos hace verborragicos, creo que es cierto.
    no se si es eso, o que la alegria nos mantiene ocupados.

    el verdadero escritor escribe sin importar sus estados de animo.
    por eso siempre seré un bosquejo mal hecho…

    que interesante tu blog…pasaré por aca…si si.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s