Nuevas letras

Escarbando por aquí y por allá, nueva poeta.. nueva porque yo no la conocía. Su nombre es Ana Ajmátova (1889-1966) y esa poesía que a mi me recuerda las postales antiguas. Y si bien aún no supero el trauma de la rima. Bien vale la pena otros tipos de bocadillos de letras…


Sótano del recuerdo

Es pura tontería que vivo entristecida
y que estoy por el recuerdo torturada.
No soy yo asidua invitada en su guarida
y allí me siento siempre trastornada.
Cuando con el farol al sótano desciendo,
me parece que de nuevo un sordo hundimiento
retumba en la estrecha escalera empinada.
Humea el farol. Regresar no consigo
y sé que voy allí donde está el enemigo.
Y pediré benevolencia… pero allí ahora
todo está oscuro y callado. ¡Mi fiesta se acabó!
Hace treinta años se acompañaba a la señora,
hace treinta que el pícaro de viejo murió…
He llegado tarde. ¡Qué mala fortuna!
Ya no puedo lucirme en parte alguna,
pero rozo de las paredes las pinturas
y me caliento en la chimenea. ¡Qué maravilla!
a través del moho, la ceniza y la negrura
dos esmeraldas grises brillan
y el gato maúlla. ¡Vamos a casa, criatura!

¿Pero dónde es mi casa y dónde mi cordura?

Más poemas 

Gran pregunta final:

¿Dónde está mi casa? ¿Vale responder el paraíso está donde yo estoy como Voltaire? mi casa, cada lugar que me tomo como tal. Alguna vez soñé con una casa en Puchuncaví. (por la sonoridad y la compañia) una radio. Otra vez una casa con biblioteca gigante. Ahora creo que quizas lo nómade no es malo.

Si he de preguntar mi casa, es acá mismo. Si es necesario el bien raíz. Lo tengo.

¿Dónde mi cordura?

Tengo más claro donde está mi gordura. Porque no sé que es locura en un escenario tan extraño como el que a veces me rodea. A veces agradezco haber dejado la cordura en alguna casa de dos pisos donde me gradue de loca. Porque para ser sana en un mundo desquiciado… mejor ver más allá como dice Charly en bienvenida Cassandra.

Ahora, también es cierto que quizas la cordura está intacta. Lo que pasa es que el resto del mundo se movió.

Anuncios

2 Respuestas a “Nuevas letras

  1. Y el maldito recuerdo que pesa y que te rasguña el alma lentito pero profundo, hasta sangrar… ¿Cuando se acabará?

    Y yo, aquí sentada después de una cita en la cual me han dejado plantada…

    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s