Amanece

Son las once am. igualmente amanece para mí. No amanece antes de que uno aparezca en el espacio vigilia. Me amoldo a tu espalda. Me hundo en el espacio de tu cuello y respiro fuerte. Trato de reconocer este territorio inexplorado sólo a partir de lo que huelo. Te rozo desde lo crepuscular del despertar. Todo nebuloso y está girando. No sé si el techo. Me reconozco húmeda y tibia. Sudada. Esa es la palabra.

Hoy amanece sudado, tibio, crepuscular…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s