De salud pública, y otras hierbas.

He andado demasiado acelerada. César está enfermo. Así que he desgranado las horas en el sistema de salud público del país. Ese mismo que ahora no puede entregar anticoncepción de emergencia porque en el tribunal constitucional se toman el trabajo muy en serio y no tan sólo se quieren preocupar de nuestra salubridad sino de nuestra santidad.

No nos pueden dar una píldora anticonceptiva de emergencia de pura mentalidad punitiva. O sea, esa lógica perversa de que el sexo es castigable por la maternidad. Y que si una decide transitar por las veredas del goce tiene que bancarse los hijos como si fueran castigo divino. Debe ser por eso que uno de los lemas de la campaña en pro de la anticoncepción “sexo cuando quiero embarazo cuando decido” debe sacar ronchas a tanta gente.

Esa lógica punitiva debiesen utilizarla en todo el sistema, así descongestionamos los programas de salud públicas. Debiesen declarar la mayoría de las operaciones de vesícula y apéndice como incosntitucionales, ilegales e inmorales, porque son producto de los hábitos alimenticios de la gente. Entonces podemos usar eso de “si le gustó comer cochinadas y grasas, bánqueselo”…. También saquemos el enfisema pulmonar, la triterapia del vih, los tratamientos para accidentes producto del deporte, o traslado a algún evento no laboral o religioso.

Y vamos tejiendo un sistema de salud que se base en lo deseable moralmente. no importa que no sea humano, pertinente, eficiente.

Que las políticas públicas no tienen para que buscar el bien común, cuando pueden buscar valores más amplios…

La verdad es que me parece perverso por donde vamos cayendo. Me asusta… Me emputece que crean que somos tan necesitados de paternidad moral, intelectual, y de todos tipos. ¿Hasta cuando creerán que somos todos oligofrénicos sin conciencia, sin voluntad y sin voz?

No me jodan, no me quiten las esferas de decisión. no lo intenten hacer por mí, menos cuando no quieren pensar desde mí…

Anuncios

4 Respuestas a “De salud pública, y otras hierbas.

  1. Jo’er, no me sabia na’ esa de por allà…
    Y claro, es de verdad una putada…
    Mejor que los senores del tribunal se metan una lechuga costina por el culo, a ver si las hemorroides entran en la salud publica… amen.

  2. Y sí, que rabia y que ronchas saca…
    todavía no me animo a escribir algo al respecto, porque todavía no me baja el nivel de emputecimiento… y con emputecimiento no puedo escribir algo coherente, sólo me salen insultos y puteadas a diestra y siniestra…

    Y así retrocedemos por los putos momios hipócritas!!!!

    y no siguen cagando a las mujeres, obvio. Porque tal como escuché por ahí, si el embarazo fuera masculino, el aborto sería un sacramento.

    Saludos,
    Caro

  3. Pocas veces he tenido la oportunidad de verte tan molesta. Esta bien eso de echar la bronca fuera de vez en cuando, total como chilenos que somos, no pasará mucho tiempo sin que encontremos la forma de pasarnos por el aro los dictamenes de nuestros honorables ayatholas de la moral: de que habrá pastilla , la habrá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s