Otra de navidad…

Pertenezco a una especie en extinción. Una especie de Grinch redimido con sentimientos escindidos en torno a la navidad.

Quizás porque la manía se apodera de los espacios, y es una de las ocasiones donde se cobra el tener o no tener una familia perfecta con pavo, galletas y felicidad en la mesa. Y  para tener eso, lo compramos en cuotas. O  ciframos la esperanza en eso.

Y donde queda el celebrar que dios nazca? Cualquier teogénesis debe ser celebrada  con la mirada de quien ve un milagro. De esos en los que creíamos cuando pequeños, esos con lo que esperábamos en esta fecha a punta de pura magia.

Yo me como las cocadas de manjar que hacía cuando niña… para recobrar la dulce navidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s