El balance del 2008… para no olvidar.

Antes del abrazo, y antes de caer en la vorágine que implica ser la anfitriona de la cena de año nuevo el balance personal con guiños a lo mundial…

Las marcas vitales, los signos cuánticos y los portalitos dimensionales fueron más menos los que siguen:

–  Aprendizaje de ritos iniciáticos… el año nuevo pasamos la noche durmiendo temprano…. maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaalo… demasiado cansancio y camas incluyendo de hospital. Así que como parte de los aprendizajes tenemos asado en casa con la familia y luego al menos un par de cumbias… con Tommy Rey.

Hospitales: El silencio, los pasillos eternos, entender conceptos como cuidado, soltar y en fin. Comprender como se cuenta con la familia más allá de todos los gestos y que donar sangre no es cualquier cosa.

Obama Obama con el yes we can. Yes i can, yes i must, yes i do. Y eso incluyó el inglés.

El pandero Creo que no ha habido una sensación más adrenalínica este año. La cueca nos deja terrible ‘e hardcore. EL tuca tuca tá tuca tuca tá tuca tuca tá… el entender(Se) en la rueda con la rueda en la mano es epifánico y hierofánico. Salud por eso.

El reencuentro Haber encontrado nuevamente a mi compinche de básica y a la amiga de media ha sido impagable. No tan solo por la compañía sino porque saber que hay cosas indelebles le dan seguridad a la vida.

La teleserie. La teleserie es una mala cosa. No me compré tele este año. El próximo ya está descartada. Malos guionistas, cosas manidas y personajes indefinibles. Mala cosa.

La inconsciencia y la inconsecuencia me siguen matando Lo que no es congruente me genera terror. Quizás  aún debo aprender esas cosas. Que no puedo pedirle peras al olmo ni conciencia al que aun no despierta. Si a eso le sumamos que es de cariño… Peor.

Límite. Aprendí a decir basta. Ahora me queda hacerlo de buena manera.

Why so serious? Pregunta fetiche después de ver Batman. Aún no encuentro la respuesta correcta. La levedad y el peso. Why so serious? Memento mori. Pero he de confesar que como el Guasón… yo también sería feliz de detonar ciertas cosas, por el mero placer del kaboom. Como todos los poetas, a veces sueño con el apocalipsis.

Extrañar Aprendí a extrañar. Sin rabia ni culpa. Ahora viene el reírme de la extrañeza…

Vendrá luego la otra parte… los propósitos, las recetas y las predicciones.

Anuncios

Una respuesta a “El balance del 2008… para no olvidar.

  1. Vaya! yo estoy haciendo exactamente lo mismo, el rito de despedir en el blog el año interno y una vez concluído ritualizar el nuevo.
    Buena suerte, el abrazo cuando corresponda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s