Sincronías.

El ojo encuentra el texto. El texto se reproduce en loop perpetuo al interior del oído. Resuena en el pecho. El juego, el roce, el sudor compartido. El combate. Espalda tras espalda ahora. Todos los hilos siguen atando el fantasma al cuerpo escudo.

Ella te transporta. Yo te traspongo. Es distinto. Duélase de habernos perdido, tanto como alabaremos el encuentro.

Todo los vasos se vacían en ti. Todos las noches amanecen en Roma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s