Hécate y lo correcto

Encrucijada, perros y noche.

Luego de conjugar el verbo soledad hasta dormir, sacar la espada y cortar el dolor en pedacitos.

Comerse el cadáver para no olvidar que el poder no se niega.

Endulzarlo con tus palabras, para no olvidar que se hicieron para mentir dulcemente.

 

Y de fondo, el atardecer.

Anuncios

Una respuesta a “Hécate y lo correcto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s